TOP

Es una infección que inflama los sacos aéreos de uno
o ambos pulmones. Los sacos aéreos se pueden llenar de líquido o pus (material
purulento), lo que provoca tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad
para respirar. Diversos microrganismos, como bacterias, virus y hongos, pueden
provocar neumonía.
La neumonía puede variar en gravedad desde suave a potencialmente mortal.
Es más grave en bebés y niños pequeños, personas mayores a 65 años, y
personas con problemas de salud o sistemas inmunitarios debilitados.
Síntomas
Los signos y síntomas de la neumonía varían de moderados a graves y
dependen de varios factores, como el tipo de germen que causó la infección, tu
edad y tu salud en general. Los signos y síntomas moderados suelen ser
similares a los de un resfrío o una gripe, pero duran más tiempo.
Los signos y síntomas de la neumonía pueden incluir lo siguiente:
• Dolor en el pecho al respirar o toser
• Desorientación o cambios de percepción mental (en adultos de 65 años o
más)
• Tos que puede producir flema
• Fatiga
• Fiebre, transpiración y escalofríos con temblor
• Temperatura corporal más baja de lo normal (en adultos mayores de 65
años y personas con un sistema inmunitario débil)
• Náuseas, vómitos o diarrea
• Dificultad para respirar
Fuente: www.mayoclinic.org