TOP

 Más de un 20% de las personas que
pasan de los 60 años de edad sufren algún trastorno mental o neural (sin contar
los que se manifiestan por cefalea) y el 6,6% de la discapacidad en ese grupo
etario se atribuye a trastornos mentales y del sistema nervioso. Estos trastornos
representan en la población anciana un 17,4% de los años vividos con
discapacidad. La demencia y la depresión son los trastornos neuropsiquiátricos
más comunes en ese grupo de edad.
Los trastornos de ansiedad afectan al 3,8% de la población de edad mayor y los
problemas por abuso de sustancias psicotrópicas, casi al 1%; asimismo,
aproximadamente una cuarta parte de las muertes por daños autoinfligidos
corresponden a personas de 60 años de edad o mayores. Es frecuente que los
problemas por abuso de sustancias psicotrópicas en los ancianos se pasen por
alto o se diagnostiquen erróneamente.
El personal sanitario y los propios ancianos no reconocen los problemas de salud
mental en su verdadera dimensión, y el estigma de las enfermedades mentales
propicia que las personas sean aun más reacias a buscar ayuda.

Fuente: organización mundial de la salud